Tipos de plástico

Tipos de plástico y su reciclaje

¿Qué te viene a la cabeza cuando piensas en plástico? Puede que sean las bolsas del supermercado, los envases de algunos alimentos, los residuos que se vierten en el mar… El universo del plástico es muy amplio y es fácil perderse en él. Por eso, en este artículo te damos las claves para que aprendas a identificarlos.

Lo primero que debes saber es que no todos los plásticos son iguales ni tienen el mismo impacto en el medio ambiente, depende del material con el que hayan sido producidos. En función de este, pueden clasificarse en los  7 tipos que te detallamos a continuación.

Clasificación de los plásticos

  1. PET o Polietileno tereftalato: se utiliza principalmente en la producción de botellas de agua, refrescos, aceites… Es un material que puede reciclarse si se deposita en los contenedores adecuados.  A través de su reciclado se obtiene principalmente fibras para relleno de bolsas, alfombras, cuerdas y almohadas.
  1. PEAD, HDPE o polietileno de alta densidad: es rígido y resistente a las altas temperaturas, por lo que suele utilizarse para envasar productos de limpieza, cosméticos, botellas de leche… Se puede reciclar si se siguen unas normas adecuadas de higiene y, una vez que se recicla, puede usarse en macetas, contenedores de basura, otras botellas o envases de comida.
  1. PVC o policloruro de vinilo: es uno de los plásticos más contaminantes porque es muy difícil de reciclar y tampoco debe reutilizarse. Es muy duradero y resistente, por lo que se utiliza mucho para materiales de construcción como tuberías o mangueras. También se usa para interiores de automóviles, juguetes, calzado y en el entorno médico. 
  1. LDPE, PEBD o polietileno de baja densidad: se encuentra en bolsas de supermercado, de pan, papel film para envolver. Se produce a partir del gas natural y es muy barato. Se puede volver a usar con los mismos fines pero no siempre se puede reciclar.
  1. PP o polipropileno: se utiliza en la mayoría de recipientes para yogurt, pajitas, tapas de botellas, utensilios de cocina… Se puede reciclar y también reusar.
  1. PS o poliestireno: es aislante y resistente. Es el clásico plástico que se usa para las cajas de las hamburguesas y la comida para llevar. También se encuentra en elementos de construcción como tubos de ensayo o espumas aislantes. Su reciclaje es costoso y es muy contaminante.
  1. Otros: sus componentes no se conocen del todo y generalmente son mezclas de varios plásticos. Se usan en platos de horno y microondas, biberones, CD’s, DVS’s, tubos de dentífrico, envases de embutido… No son reciclables y son muy contaminantes. Sin embargo, los nuevos plásticos biodegradables también se incluyen en este grupo, por lo que si llevan la etiqueta “PLA” significará que son compostables.

¿Cómo identificar los plásticos?

Para saber qué tipo de plástico tienes entre manos, deberás mirar su etiquetado. Lo podrás identificar fácilmente porque el símbolo que sirve para clasificarlos es un triángulo formado por flechas y un número del 1 al 7 en el centro.

¿Cómo se recicla el plástico?

Aunque aparentemente te parezca que es suficiente con tirar los envases al contenedor amarillo, debes saber que el proceso de reciclaje es difícil y costoso. Los distintos tipos de plástico no pueden reciclarse juntos y es necesario identificarlos y separarlos. Esto hace que no sea rentable para muchas empresas realizar una correcta gestión de residuos y, en muchos casos, se haya optado por exportar estos residuos a otros países como Malasia, Filipinas o Indonesia, o bien por incinerarlos para producir energía, lo cual es altamente tóxico y contaminante.

Además, en muchos casos, los plásticos que se reciclan se convierten en materiales que, posteriormente, no podrán volverse a reciclar, como telas, lonas, contenedores, maderas plásticas, tuberías, material de edificación o de aislamiento térmico, etc.

¿Cuál es la solución al plástico?

Tal y como propone Geenpeace en su informe Reciclar no es suficiente, la solución pasa por terminar con los productos de usar y tirar. Reducir los residuos y reutilizar lo que consumimos es clave para combatir la contaminación y proteger el medioambiente. Por eso, desde e-koala, te animamos a hacer un cambio de mentalidad y de hábitos, evitando los plásticos de un solo uso y apostando por la sostenibilidad. Si no sabes por dónde empezar, aquí encontrarás unos sencillos tips para reducir el consumo de plástico.

¡Únete al movimiento #ZEROWASTE!

¡Deja de fomentar el uso de plásticos en tu día a día!. Mira nuestros productos zero waste y síguenos en Instagram y Facebook para enterarte de nuestras novedades y promociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.